Almas moribundas

Quienes se entretuvieron con lo superfluo, son ahora almas vagabundas, que desesperadas, mendigan autenticidad; pues donde ahora son, sólo perdura la esencia pura.
Aquellos que se olvidaron del sentir profundo, tienden a desvanecerse. Dejaron incluso de percibirse a sí mismos, y por ello, son prescindibles del todo para el Todo, del que, a duras penas, todavía forman parte. ¡Qué espera quien se ignora!
Intentan con ahínco no morir en ese nuevo universo, pero es demasiado tarde… de donde llegaron, ya vivían muertos.

Comentar

Deja un comentario