Versiones de él

yoes

De todas las versiones de él que pudieran existir (o no hacerlo), en esos posibles universos (cañoneros de variables, en las diferentes realidades), quiso conocer si algúno de sus yoes se sintió/sentía pleno, si alguno se había vencido a sí mismo; también averiguar si alguno había perecido en el intento.

El nervio mágico de la natura

olas eléctricas

Picos y valles, donde los corazones que no temen por temer y están alerta, surfean las olas de poder. Y en cada vaivén eléctrico, repostan del combustible intangible que energizará futuros actos impredecibles.

Tiende al infinito: asíntota el horizonte

asintota horizonte

Qué sería la vida sin dar un empujón al límite… con fuerza, cuanto más lejos mejor. Qué sería dejar de percibir el momento, para detectar cuando apostar la vida en el intento.

Vida bruta, vida neta, vida puta

maniqui

Una vida estirada con un corazón sedado;
el trabajo un rizo, y entre tanto… siestas programadas.

Ocio en los vertederos donde se trueca la carroña,
por porciones de alma suscritas en papel higiénico.

Los maniquíes observan, se alimentan de la turba
que compra para hinchar sus vacíos de aire,
mientras, los otros aparentan inertes… pero hoy sienten,
y lo hacén más que quienes miran sus telas,
sin capacidad para ver detrás de trapo y lentejuelas.

La devaluación de la Luna

luna devaluada

Regalar la Luna se volvió común, la autenticidad y la épica de tal empresa se fueron diluyendo. Quienes no estaban dispuestos a arriesgar, encontraron métodos prácticos y baratos, pero sobre todo, seguros. Nunca olvides que la osadía que reside en el pionero, es la esencia del valor de toda gesta.

Suma esencial

ella

Descansó el cuerpo, y bajó la guardia, sintió un magnetismo por el que se dejó llevar. Sin saber que pasaba, ni a donde iba, sospechó que llegaba a su destino cuando la velocidad disminuyó y la fuerza se sintío más intensa; pero sobre todo… cuando la vió a ella. Rodeada de un haz de luz, parecía el centro del universo (y quizás lo era), emanaba energía, y se transformó en omnipotencia, cuando finalmente se tocaron.

En otro lugar, vecinos

vecinos

Es grande la distancia entre los cuerpos que les atrapan, pero cuando coinciden paseando el alma, y se ausentan momentáneamente, son vecinos, pared con pared; se conocen más allá de las palabras de ida y vuelta.

Discutir consigo

discutir consigo

Al discutir uno consigo mismo, es inevitable notarse egocéntrico. En esa situación, encontrar el camino del sosiego, convierte en verdadera la humildad.

Latencia

latencia

Una explosión mental, de colorido anarca, en un entorno oscuro… es un adorno mientras dure, como un fuego artificial. Pero ante todo, es una autodemostración contenida del poder latente.

IOS (Input Output System)

speaker

Le recita emociones al aire,
y los corazones que observan,
sin querer, procesan.
Son manipulados.