Funambulismo

balance

Camino sobre una fina cuerda, de montaña a montaña, sin sujecciones… y diría que sin vértigo (sensación tranquila y rara). Como cuando juego a mantener el equilibrio sobre el adoquín del borde de una acera.
Después, siento que me venzo hacia un lado lentamente, pero el aire me abraza y el mundo se gira justo lo que necesito, para recuperar la perspectiva y continuar erguido, avanzando en mi línea, en mi camino.