Dejarse llevar

La potencia sin control, me sirve de almohada.

Deja un comentario