Don Nadie, no era un villano

Él no era un virus para la turba; era la cura. Un agitador de conciencias, un abanderado de la revolución interna… la revolución verdadera. Era un caballero de valentía radical; sus ideas trascendían la vida.

Comentar

Deja un comentario