El relativismo del barro

Se manchan las botas de barro, y los pasos se vuelven torpes y pesados; lastre para quien sólo camina con sus pies.

Pero otra mirada ve posibilidades mutables, y se mancha las manos, que van ligeras modelando; y del barro surgen las formas de un mundo oculto, al que no hay camino caminando.

Comentar

2 opiniones en “El relativismo del barro”

Deja un comentario