Estocadas al aire

Llueve, y no abre su paraguas. En la mano derecha, sujeta su bombín.
Nadie se explica, por qué actúa así. Y de repente, se pone en guardia; el paraguas, una espada, y el escudo su sombrero…
Comienza el duelo, la gente le cree un loco que da estocadas al aire. Y contra su enemigo invisible, pone la vida…  aún así, sabe que será recordado como un tarado y no como un héroe. Pero él lucha con todo, sin importar nada más.

Deja un comentario