No enfades al viento

No te interesa vocearle a la fuerza que porta y soporta el ruido del universo, no.
No te interesa esconderle secretos a quien transcribe los susurros en tu oído, no…
ni provocar la ira del pentagrama de las sinfonías que se escriben con truenos.

Deja un comentario