Palabras de plomo

Como la memoria, que parece más eficiente al recordar lo dañino, que los momentos de agradecer, existen palabras, que similares a las malas hierbas, nacen aleatoriamente en cualquier lugar, y de alguna manera, se aferran más a la vida que las palabras nobles.
Y aún teniendo un origen casual… parasitan emociones para ser virales y expandirse… y acaban pesando y enfermando al viento que se las solía llevar.

Irónicamente, cuando uno quiere que las palabras enraícen y den flor, el viento desobece, sopla fuerte.

Deja un comentario