Tectónica de almas

Secretos de tu cuello con aroma de café,
besos de cacao con grumos de placer.
Tu mirada, en corto, desdibuja la razón,
una bala arcoiris que fulmina al corazón.

Piel con piel, y del estremecimiento, un sismo,
un movimiento que improvisa el caos genuino.
Por las venas, lava que fluye excitada,
con los vientos libres que abanican tu espalda.

Tu melena flota como nubes moradas,
que anuncian tormenta de centellada.
Poder y fragilidad simultáneas,
atajo para dos almas que se abrazan.

Comentar

Deja un comentario