Una razón infinita

Fantasmas, que mientras dormía, se infiltraron en mi universo. Desde dentro y con el tiempo, fueron creciendo. Para conocerme, me espían cuando sueño despierto, y el resto del tiempo aguardan a mis horas bajas para intentar arrebatarme el alma a tirones… pero sólo necesito una razón para enfrentarlos y poder, de largo, más que todos ellos.

Deja un comentario