Visión pura

Dos miradas caminan perdidas, de esas que miran al infinito obviando el entorno. Se cruzan… y al cruzarse, colisionan, pero nadie más lo percibe. Su espectro visible es diferente, y por ello, se ven sin armadura.

Deja un comentario